El sorprendente tesoro de las sustancias vegetales
Fuente de suministro: Están disponibles en farmacias o a través de la empresa Pharmatrans | Hotline para pedidos: 00800-8010 8050 o: +31-43-7999 070

Sustancias vegetales ­secundarias,
las «nuevas fitaminas»

Las plantas no pueden evadir los peligros. Por ello ha desarrollado la naturaleza sistemas de protección para ellas durante millones de años. Imaginémonos un tomate: pasa semanas enteras a pleno sol, por las noches hay un descenso brusco de la temperatura, el rocío lo cubre con su humedad en la que se sienten bien hongos, virus y bacterias. 

 Fitoalesinas especiales (en el tomate se trata del pigmento licopeno) ayudan a que cada planta individual pueda sobrevivir y crecer bien. Cuanto más extremas sean las condiciones ambientales, cuanto más alta esté su ubicación, cuanto más pedregoso sea el suelo, cuanto más fría sea la noche tanta más protección se necesita. Las civilizaciones avanzadas, gracias a su inteligente observación, conocen desde hace ya unos 10 000 años las sustancias antiedad del mundo vegetal y saben que también las pueden usar los humanos.

Entretanto se han identificado unas 40 000 sustancias vegetales secundarias que en su mayor parte ya se han investigado y entendido.

El efecto que tienen en la uva, en el té verde, en el brécol, en el tomate, en la baya asaí de la selva brasileña, en la baya lycium barbarum (idéntica a la planta goji natural de China) y en innumerables frutos exóticos y verduras puede lograrse también en nuestros cuerpos. A ello se debe que la medicina antiedad apueste por el sorprendente tesoro de las sustancias vegetales.

Entretanto se han identificado unas 40 000 sustancias vegetales secundarias que en su mayor parte ya se han investigado y entendido. Los ordenadores más rápidos analizan enormes cantidades de datos de los análisis hechos en grandes grupos de la población como, por ejemplo, las 120 000 enfermeras del famoso estudio «Nurses’ Health Study». Los conocimientos obtenidos con ello son los pilares en los que se basa la medicina antiedad.

To top Al principio